Retos para la Empleabilidad en 2021

Contenido

En el 2021 se presentarán retos en todos los ámbitos de tu vida. El proceso que afrontes en la búsqueda de empleo será clave para que consigas la efectividad y la eficacia logrando el deseado trabajo para el que te has estado preparando. Pero, aunque te parezca que ya lo tienes todo hecho porque eres un nativo digital y has nacido con un dedo pegado a una pantalla o a unas teclas, no está de más que revises si podrás afrontar con tus actuales habilidades, destrezas, formación y soft skills los retos del 2021.

Retos del 2021 en la Búsqueda de Empleo.

  1. Competencias Digitales y Tecnológicas.

Estamos en la era digital y los trabajos actuales demandan de alguien como tú habilidades digitales y tecnológicas que propicien un buen desempeño y una buena productividad laboral. ¿Qué tipo de competencias digitales y tecnológicas tienes que tener para estar presente en la era digital? Ante una economía global, trabajos deslocalizados, en remoto o virtuales, proyectos basados en metodologías agile, la flexibilidad laboral y la competitividad entre candidatos y candidatas es necesario adquirir y desarrollar competencias digitales a través de un proceso de aprendizaje basado bien en la formación, en la experiencia o en el modelado que permitan crear conductas y comportamientos con el fin de manejarnos en la era digital

Las competencias digitales y tecnológicas a las que te aconsejamos no perder la pista son:

Ecosistema Web

Buscar,manejar y discernir correctamente la información que encontramos en internet y específicamente en las webs que utilizamos para desempeñar nuestro trabajo será una de las competencias digitales al alza. Pero no solo eso, gestionar elementos clave como las etiquetas, la semántica o el contenido específico según nuestro objetivo son considerados aspectos clave.

No es poco lo que supone esto ya que diferentes estudios han identificado los “News Curators” como aquellos quienes se encargan de validar la información sobre temas específicos. Si existe un rol para esto, ¿no crees que es lo suficientemente importante para tomarlo en cuenta?

Transformar la información en conocimiento, utilizarla de forma eficiente y comunicarla y compartirla a través de distintas herramientas y entornos digitales, nos lleva a la siguiente competencia digital.

Herramientas digitales y tecnológicas.

Si has estudiado y trabajado de manera online o virtual, sabrás que para poder realizar cualquiera de las dos cosas necesitas desenvolverte con herramientas digitales y tecnológicas que facilitan adaptarse al entorno de trabajo, ajustarte al puesto y conseguir el objetivo que te habías propuesto.

Seguro que al menos has oído hablar de herramientas de gestión de proyectos como Trello, gestión de información como Evernote o de metodologías agile basadas en la filosofía Scrum o Lean Start-up para el desarrollo, evolución, corrección y mejora de proyectos y que estas y otras se han convertido en las herramientas de trabajo de este nueva era. Cada puesto de trabajo requerirá un nivel de dominio, pero ese dominio tiene que estar por encima de la media para llegar a ser competitivos. Ya no solo te vale con utilizar el correo electrónico, algún programa de gestión o una herramienta de videconferencias, ahora tienes que utilizar herramientas y software específicos para apoyar la colaboración en equipos virtuales donde se dará parte de tu trabajo, por ejemplo con Google Drive, la creación de contenido y su gestión a través de herramientas como WordPress, herramientas para el diseño como Canva o agendar reuniones virtuales a través de Google Meet, Zoom o Teamworks. Sí, todo esto será y más será lo que utilizarás en tu próximo trabajo.

Los continuos cambios tecnológicos aumentan la complejidad de las habilidades y aumentan el nivel de exigencia. La nueva era digital exige incorporar estos requisitos digitales y tecnológicos en nuestro currículum. Que no se te pase dedicarles un apartado exclusivo.

2. Seguridad digital.

Esta es una asignatura obligatoria para todos. Tener conocimientos sobre seguridad digital y saber aplicarlos  en más de una ocasión te podrán salvar la vida. Formarte en seguridad digital te servirá para saber cómo proteger los datos que manejas, los propios, los de tu trabajo o los de tu proyecto, proteger los dipositivos móviles y las cuentas de correo electrónico así como la información que contienen, en ellos o en tus redes sociales.

Aunque se observa por los especialistas que la seguridad digital 100% no existe, empresas y usuarios se ponen las pilas con ello. Diferentes estudios indican que solo el 41% de los jóvenes en edades comprendidas entre los 15 y los 23 años tienen algún conocimiento en cómo gestionar los datos personales, proteger la privacidad, realizar transacciones segura o proteger los dispositivos.

Algunos hábitos sencillos como cambiar las contrañesas de manera periódica, no usar la misma en todos nuestros dispositvos, leer las opiniones de otros usuarios a la hora de realizar transacciones, evitar abrir correos electrónicos que no van a nuestra atención y que nos redireccionan a otras páginas, realizar copias de seguridad, conectar a una wifi que conlleven la identificación personal, actualizar los software que utilizamos, deshabilitar los complementos no deseados de los navegadores  o realizar búsquedas en modo privado en tus navegadores habituales, te ayudarán en el trabajo y en tu vida personal a integrarte de una manera segura en la era digital.

3. Transformación y Cambio.

Hace ya unos años que ya se habla de transformación digital orientada a las empresas, a la administración y a las personas. En lo que tiene que ver con las personas es vital reorientar la actitud personal hacia la flexibilidad y la apertura mental. Si tus esquemas han sido conservadores, rígidos o tradicional es hora de cambiarlo. Tienes que estar preparado a que la era digital y las nuevas tecnologías cambian tan rápido que debes adaptarte prácticamente a la misma velocidad.

Esto solo se consigue si te tomas en serio la transformación que vivimos, si te sientes confiado con el conocimiento y experiencia que vas adquiriendo en el ámbito digital y si confías en que para competir en el mercado laboral una de las cualidades más requeridas es la flexibilidad mental. Es necesario conseguir este objetivo trabajando sobre ti mismo, sobre el concepto y la percepción que tienes de tus habilidades y valorar cada situación que se presente en términos de coste y beneficio. ¿para que empeñarse o estancarse en algo que no me reportará ningún beneficio? Transformarse es una de las soluciones. Invertir en formación incrementará tus beneficios profesionales.

De nada te sirve conseguir un trabajo si para desempeñarlo necesitas adaptarte a formas de trabajo que ahora se denominan híbridas; aquellas que por ejemplo utilizan el espacio virtual y el espacio físico para llevarlo a cabo. Saber desenvolverte en nuevos escenarios, contar con la habilidad para saber usar distintas tecnologías, dispositivos y canales de comunicación aumentará tu capacidad de adaptación y tu empleabilidad.

4. Modelos de trabajo híbridos.

Una de las consecuencias, podríamos decir positivas, que ha dejado la pandemia es la consolidación de modelos de trabajo híbridos. Aunque ya apuntaban una clara tendencia hacia ello, el acelerón ha venido con este año para acabar de explosionar en el 2021. Las organizaciones comienzan a adoptar medidas para poder trabajar entre la oficina y nuestras casas.

Si en la entrevista de trabajo te plantean esta opción, alégrate. Este modelo de trabajo te dará entre otras ventajas las relacionadas con la movilidad, reduciendo los tiempo que utilizas en el transporte o en el trayecto entre tu casa y la oficina y ganando así en tiempo para ti. Además, te permitirá mantener el contacto social con otras personas pero a la vez te aportará esos momentos de ausencia de compañía que todos agradecemos en algún momento pudiendo sacar todo el partido a nuestra concentración en la tarea sin distracciones, al menos a priori.

Una vez más estos modelos de trabajo utilizan la tecnología y las comunicaciones para poder implementarlos sin que la productividad se vea afectada, y también estos modelos de trabajo traen modelos de comunicación entre equipos, gestión de proyectos o incluso la gestión de recursos humanos con códigos diferentes a los tradicionales, siendo más exigentes con lo que se requerirá más responsabilidad individual.

5. Idiomas.

El “inglés nivel medio” no es una opción cuando estés haciendo tu currículum. Las empresas actualmente se mueven en un entorno globalizado y los reclutadores buscan a profesionales con talento por todo el mundo. No descartes la opción de que te puedan contactar desde Londres, Berlín, o Helsinki para realizar un trabajo en remoto, lo que conlleva adaptación, pero también conlleva comunicarte en el idioma vehicular del mundo, el inglés.

Si eres de los que aun no se ha enterado que los idiomas son un factor de altísimo valor para la empleabilidad, tienes la oportunidad de proponértelo en tus objetivos del 2021. Te recomendamos, siempre que tu situación personal te permita hacerlo, hacer una inmersión en un país de habla inglesa y no dejar nunca, nunca de practicarlo.

Entre dos candidatos que compiten por un puesto en el que ambos candidatos están en las mismas condiciones en cuanto a formación y experiencia, no dudes que el idioma inclinará la balanza hacía aquel que lo posee. Aunque la brecha idiomática se ha reducido bastante en nuestro país, aún distintas generaciones en España siguen adoleciendo de ello.

🌶️ Consejo avanzado: Upskilling & Reskilling.

En el mundo existirán trabajos que aún no imaginamos. Esto seguramente y de manera más determinante nos llevará a adherir a nuestro día a día la filosofía del «aprendiza a lo largo de la vida». Formarnos en cualquiera de las etapas vitales será, para aquellos que sepan verlo, que quieran hacerlo y que tengan la suficiente curiosidad, una constante en nuestra evolución como personas incorporadas, o no, al mercado laboral. 

Ahora llega la formación digital, para algunos muy presente en su día a día pero para otros profesionales de generaciones anteriores supone una transformación en su perfil profesional. Aquí entra en juego conceptos como «Upskilling» – aprender nuevas competencias que se adapten mejor a los puestos actuales y futuros, y «Reskilling» – reciclaje profesional para un trabajo diferente que impulsa hacia lo tecnológico-,  y cómo reinventarse para los trabajos que llegarán en el futuro. 

Como especialistas en gestión del talento y en marketing digital, y la unión de ambas especialidades, observamos que estos retos son claves para la evolución digital del talento y para afrontar procesos de empleabilidad actuales y de calidad. Muchos de los candidatos y candidatas que participan en los procesos de selección aún no toman en consideración todo el potencial del conocimiento digital que han adquirido, de hecho ni lo reflejan en sus currículum. Para nosotras es un aspecto clave a valorar en las entrevistas de trabajo porque nos permite estimar el nivel de adaptación de la persona al puesto de trabajo, al escenario en el que va a trabajar y a las personas con las que va a trabajar. 

Otros Artículos de Objetivos y Autoconocimiento

Cómo ser un buen manager

Contenido El concepto de manager define el rol de un profesional que ejerce su posición coordinando recursos, ideando estrategias, tomando decisiones y sobre todo, liderando

Leer Más »