9 Competencias Claves para el Teletrabajo

Contenidos

El auge del teletrabajo debido a causas sanitarias que vivimos ha sobrevenido en un momento en el que la mayor parte de trabajadores en países desarrollados preferían de forma aplastante (80%-90%) el trabajo en remoto frente al trabajo presencial. El escenario actual ha favorecido el aumento repentino de oportunidades laborales en modalidad de teletrabajo. Trabajos como el soporte virtual, la atención médica, la enseñanza, atención al cliente y los ecommerce proporcionan muchas oportunidades de trabajo en remoto.

Las competencias más importantes para teletrabajar

Ahora bien, como en cualquier cambio repentino, algunos teletrabajadores no estaban preparados para los desafíos que representa un traslado del lugar de trabajo tan disruptivo. Trabajar desde casa demanda una serie de habilidades o competencias que se están poniendo en valor, por lo que es importante estar al tanto de los nuevos requisitos competenciales de los trabajadores en remoto. La buena noticia es que estas habilidades pueden aprenderse y mejorarse, por lo que para mantener un buen nivel profesional nos podemos poner manos a la obra. Veamos en primer lugar qué habilidades se están poniendo en valor y se necesitan mejorar para que el trabajo desde casa sea satisfactorio.

1. Competencias Digitales

Trabajar en remoto requiere obligatoriamente el uso de recursos digitales. Sentirse cómodos al usar estas herramientas y saber completar tareas comunes como crear una nueva cuenta, resetear una contraseña, compartir un enlace, usar un buscador, reenviar un archivo, descargar una aplicación, etc es fundamental para que los trabajadores en remoto puedan centrarse en sus trabajos específicos en lugar de perder tiempo y ánimo en la gestión de las herramientas digitales. Para algunas personas no es sencillo, pero tener una actitud positiva frente al aprendizaje de nuevas herramientas ayuda a mejorar en gran medida el trabajo desde casa.

¿Cómo mejorar la actitud frente al uso de los recursos digitales? Enfrentándose a ellos, tratando de resolver problemas por uno mismo cuando surge algún inconveniente, incluido el buscar información en Google para resolver las situaciones que genera el uso de la tecnología en el trabajo en remoto. Como ocurre con cualquier materia, el dominio de una actividad mejora nuestra actitud frente a los nuevos retos en ella. Las competencias digitales se adquieren a base de experiencia. Aunque al principio cueste más, puedes hacerlo con una mentalidad de aprendizaje y mejora continuos, porque la habilidad de aprender en la era digital es clave para cualquier trabajador durante toda su vida.  

2. Automotivación y concentración

Para ser ágil al completar tareas, sin estar rodeado de otras personas que puedan infundirte un cierto grado de presión en el trabajo, deberás estar automotivado para ser ágil en la finalización de trabajos. Para mantener una buena concentración puede ser positivo crear un horario y rutinas, limitando las distracciones. Tener un espacio específicamente designado para el trabajo también puede ayudar a conseguir esta concentración y rendimiento, que se consiguen con una buena automotivación. 

En caso de tener niños en casa, es posible que contar con una ayuda extra mejore mucho el tiempo de trabajo, siempre que se pueda. Del mismo modo para las tareas domésticas. 

3. Independencia

El teletrabajo exige más a los empleados en cuanto a su independencia para lograr el cumplimiento del trabajo encomendado. Aunque la comunicación sigue existiendo por medios digitales, el teletrabajo ha disminuido la rapidez en la respuesta a peticiones de ayuda o colaboración con otros compañeros, por lo que una actitud independiente será fundamental para completar los trabajos de los que seas responsable. 

4. Resolución de problemas

Para agilizar el trabajo el empleado deberá tomar la iniciativa en algunas situaciones, tomando decisiones, resolviendo problemas y asumiendo más responsabilidad que en el trabajo presencial, si no quiere demorar la entrega de sus trabajos y por tanto su rendimiento.  

5. Habilidades de comunicación escrita

Aunque el teléfono e internet permitan una buena comunicación y la realización de reuniones virtuales, el correo electrónico, las aplicaciones de gestión de proyectos y los chats son muy usados y funcionales en el entorno de trabajo virtual. La falta de comunicación y la falta de claridad de los mensajes debido a una mala expresión escrita puede generar frustración, pérdida de tiempo y malentendidos, empeorando el trabajo en general. Es fundamental dominar la habilidad de la comunicación escrita, de forma que un teletrabajador sea capaz de expresarse de forma clara y concisa a través de todos los medios comentados.

6. Colaboración

En muchos casos los teletrabajadores pertenecen a un equipo y deben mantener una buena comunicación con todos los miembros del grupo. Esto no está reñido con la mayor independencia requerida en este escenario. Comunicarse y colaborar a distancia quizás sea más difícil cuando se trabaja desde casa, pero se debe hacer un esfuerzo por seguir responsabilizándose del equipo, compartir conocimiento, recoger opiniones para tomar decisiones o mantener informados al resto de personas sobre aspectos del trabajo.

7. Alfabetización intercultural

Debido a la deslocalización del trabajo, cada vez es más común colaborar con personas de cualquier región del mundo. La cultura de trabajo es más dinámica e interesante que nunca, pero genera retos debido a la diferencia de idioma y cultura. Las formas de trabajar, tradiciones y formas de comunicarse pueden ser muy diferentes en los compañeros de trabajo, por lo que una actitud abierta, buenas dotes lingüísticas, empatía, tolerancia y asertividad pueden ser buenas formas de afrontar estos entornos interculturales.  

8. Gestión del tiempo

Una habilidad vital para ser un buen trabajador en remoto es la gestión del tiempo. Tener éxito en la gestión del recurso de tiempo repercute positivamente en el empleador o la empresa, pero también en el trabajador. Usar aplicaciones de gestión de tiempo puede ayudarte a conocer mejor cómo trabajas, ser más consciente de las distracciones y tomar decisiones en un tiempo razonable, que equilibre un tiempo adecuado para valorar la decisión sin llegar a paralizarte por ello. Trata de organizar el trabajo antes de empezar, concéntrate en una sola tarea a la vez, evita distracciones aunque sean de trabajo como avisos de correos electrónicos, y trata de trabajar por ciclos intensos (sprints) que finalicen con un pequeño descanso antes de volver a repetir. Busca tu propio método para ser productivo.

9. Adaptabilidad

La flexibilidad que ofrecen los trabajos en remoto, en tiempo y espacio, exigen a cambio que estés preparado para nuevas formas de trabajo y situaciones inesperadas. Por ejemplo, si colaboras con personas que estén en otras franjas horarias, quizás tengas que adaptar tu horario, o si te integran en un equipo con una determinada forma de trabajo, tendrás que adaptarte a ella. Si surgen problemas con el servidor, la conexión u otros problemas técnicos, tendrás que ser capaz de buscar vías alternativas para completar las tareas. Son solo algunos ejemplos de situaciones que pueden aparecer en este nuevo entorno de teletrabajo. Saber adaptarte en estos entornos cambiantes te ayudará a llevar mejor el trabajo en remoto. 

1 pensamiento sobre “9 Competencias Claves para el Teletrabajo”

  1. Pingback: El Teletrabajo Como Opción Laboral: Ventajas – Talenttunity

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *