¿Cómo influye la identidad digital en la búsqueda de empleo?

Tener una identidad digital puede influir positiva o negativamente en la búsqueda de empleo. Cada vez más los reclutadores emplean los buscadores e investigan la información sobre los candidatos, ya que simplemente han de teclear su nombre e inmediatamente obtienen toda la información publicada de esa persona.

Pero, ¡no te preocupes!. Ésta rapidez y facilidad de búsqueda también puedes aprovecharla y convertirla en una ventaja para buscar trabajo, ya que te permite mostrar tus puntos fuertes, darte visibilidad e intentar controlar la información pública que hay de ti en la red.

La identidad digital (o identidad 2.0) de una persona se puede definir como la “huella” que deja en internet. Se trata del conjunto de toda la actividad de esta persona en internet, sumada a lo que se dice de ella, ya que se va acumulando en el tiempo. Está compuesta por el networking y la marca personal.

  • El networking hace referencia al conjunto de elementos que te permiten compartir recursos e información en cualquier actividad humana. Son los lazos no visibles que te relacionan con otras personas. Te ayuda a construir y mejorar tus redes de contactos. 
  • La marca personal (personal branding) incluye todo aquello que te define y diferencia del resto dentro de un entorno concreto. Te permite ser recordado, por lo que las probabilidades de que seas escogido aumentan.

Para gozar de una identidad profesional adecuada es importante que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Completa toda la información de tu perfil. Si un seleccionador decide investigar sobre ti en la web puede llevarse una idea errónea si no tienes completos y actualizados tus perfiles y puede pensar que no terminas las cosas que empiezas.

– Recomendaciones. En tu perfil de las redes sociales puedes incluir recomendaciones, por lo que es interesante que pidas a personas con las que has trabajado que te escriban una reseña positiva sobre tus habilidades profesionales. No olvides hacer lo mismo si te lo piden.

– Cuida tu red de contactos. Debes ir ampliando paulatinamente tu red con contactos de calidad, es decir, personas que conozcas que puedan aportarte algo, sobre todo si pertenecen a tu sector.

– Participa en grupos relacionados con tu sector. Te mantendrás al día, harás nuevos contactos y los reclutadores te verán como una persona activa e interesada por lo que pase dentro de tu ámbito de trabajo.

– Mantén conectados todos tus perfiles de forma que el contenido que publiques en una de las redes se vaya actualizando y publicando en las demás.

No olvides que los seleccionadores pueden tener en cuenta tu clase de publicaciones, tu forma de expresarte, el lenguaje que empleas, cómo redactas, las fotos publicadas, etc. Por lo tanto, si dispones de perfiles en redes, es recomendable que los revises y elimines aquello que podría afectarte negativamente, sobre todo con vistas a la búsqueda de empleo.

Un buen método es escribir tu nombre en los buscadores e investigar qué clase de información aparece. De esta manera sabrás qué imagen transmites en la red.

Recuerda: todo lo que publicas en las redes sociales impacta en tu marca personal y en tu huella digital, por lo que sé cauteloso y mide tus palabras.