¿Debo incluir foto en mi currículum en 2021?

Contenido

El dilema de decidir si incluir tu foto o no hacerlo en tu CV es habitual, puede que incluso lo hayas debatido con más de una persona con diferentes puntos de vista. El factor “foto” es una disyuntiva que siempre surge cuando te inicias en la búsqueda de empleo,a la hora de elaborar tu CV, y es pregunta recurrente en todas las sesiones de orientación profesional que realizamos.

Te sugerimos que sigas nuestros consejos para que, de las opciones que te mostramos, sigas aquella que más se adecue a tu situación de búsqueda de empleo. No solo tienes que elegir una, si no adecuarla a cada situación que vaya apareciendo en tu vida laboral.

Currículum con fotografía

Tu CV te puede parecer más completo y visual cuando le añades una foto. Sin embargo cuando le incorporas una fotografía generalmente estás pensando más en lo bien que has quedado en esa foto sin pensar en la valoración (subjetiva) que puede hacer la persona que recibe tu CV. No nos engañemos, si pones una fotografía en tu CV va a ser evaluada con lupa, y este es el punto importante.

Las fotografías dan lugar a todo tipo de especulaciones y comentarios -ya sean positivos o negativos- decantando en muchas ocasiones la balanza con respecto a la continuidad del candidato en el proceso de selección. Esto no es lo que debería ser, pero lo es. De hecho, en países como UK está prohibido por ley mostrar la fotografía en el CV con el fin de evitar cualquier tipo de discriminación y de paso la empresa evita cualquier tipo de sanción por parte de sus aspirantes. Esto en España no sucede, así que, si decides poner tu fotografía en el CV, ten en cuenta lo siguiente:

  1. Elige una fotografía neutra (tipo carné) con un fondo blanco y liso donde no se vea ningún elemento de tu vida privada. Es decir, no debe aparecer en la fotografía ni la playa en la que pasaste anteriores veranos, ni el campo donde vas a pasar un día de relax ni si estuviste de turismo en una ciudad determinada hace algunos cuantos años. En la fotografía solo se te de observar a ti. Se te debe observar a ti en el momento actual.
  2. Sonríe en la fotografía. Esto ayudará a captar la atención de la persona que lo recibe.
  3. No hagas un recorte de otra fotografía y elimines personas y elementos de la misma. Es preferible hacerse una fotografía para este fin que rescatar otras de los momentos de tu vida.
  4. Coloca la fotografía en la esquina superior derecha o izquierda del documento en un espacio de 32×43 mm que es el tamaño aproximado de una foto de carné. Te aconsejamos no ocupar media página con tu fotografía.
  5. Si quieres añadir una fotografía más divertida, puedes hacerlo. Solo vuelve al primer punto de estos tips; que no revelen ningún aspecto de tu vida privada. Si la empresa para la que estás aplicando quiere conocer algo más de ti, no dudes que navegará por tus redes sociales.

Otra cuestión es que quizá no decidas tú si incluir o no la fotografía y lo decida la empresa que publica la oferta de empleo en la que requiere enviar vía correo electrónico o en su espacio web el CV con foto. En este caso se debería seguir esas indicaciones o atreverse a enviar el CV sin foto con el riesgo de que quizá nuestro CV no sea estimado por esta razón, cuestión que pondrían en tela de juicio las prácticas de selección de más de una organización.

Currículum sin fotografía

Esta opción es si te quieres salir del molde y no exponerte a valoraciones solo por una fotografía. Los CV sin foto se adecúan a los principios previstos en el denominado Currículum Ciego en el que se hace referencia a suprimir cualquier aspecto personal como: nombre, sexo, edad, fotografía u otras circusntancias específicas con el fin de centrar a las empresas en las capacidad de la persona al puesto a cubrir.

Si decides que en tu CV no añades una foto, tu CV es igualmente válido y valioso. El hecho de que no tenga fotografía no te restará capacidades.

Fotografías en perfiles profesionales digitales

LinkedIn, siendo la red profesional más grande del mundo con más de 660 millones de usuarios activos, establece de forma obligatoria (ya que no lo puedes elegir) añadir una fotografía para poder crear un perfil profesional. Cuando te propongas hacer tu perfil en LinkedIn recuerda igualmente, como para el currículum, subir una foto lo más neutra posible que no muestre ningún aspecto que de pie a valoraciones sobre tu esfera personal. 

Muchos profesionales añaden una fotografía de algún objeto, elemento o cita relacionada con la profesión que ejercen. ¡Esto es una buena opción cuando no quieres mostrarte ante tanto público!

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *