CV Ciego como mecanismo contra la discriminación laboral

El CV Ciego es una nueva modalidad de presentación del candidato ante las empresas, a través del cual, los responsables de selección únicamente tendrán acceso a la información relativa a la vida laboral del trabajador, es decir, la experiencia profesional, formación académica o competencias profesionales del candidato, manteniendo en la privacidad el resto de datos que se alejan de lo profesional y  pertenecen a su vida privada. De este modo se pretende acabar con cualquier tipo de discriminación laboral que se pueda generar a partir de datos como el sexo, la edad o la procedencia del candidato, que tradicionalmente se incluyen en la mayoría de currículums.

En España, El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, suscribió el pasado mes de Julio un protocolo que pretende promover el desarrollo del CV Ciego en un total de 78 empresas en las que se analizarán las características de los procesos de selección que realizan, para conocer la mejor manera de encajar esta modalidad de currículum en dichos procesos.

Pero el CV Ciego no sólo puede ayudar a eliminar las discriminaciones laborales.

También puede servir como método para mejorar los procesos de captación de talento en las empresas.

Si el reclutador se centra únicamente en los datos que muestren en qué medida el candidato se adecua o no al puesto ofertado, al equipo de trabajo y a la empresa, se alcanzará el objetivo de contar con los profesionales más afines a la cultura de cada organización.

En el ámbito digital, un sector en el que no resulta determinante el sexo, la edad o la procedencia de los trabajadores, esta modalidad de currículum no sería difícil de implantar, y ayudaría en la captación de talento como venimos analizando.

En definitiva, se trata de tener en cuenta únicamente la información que se supone es verdaderamente relevante a la hora de gestionar un proceso de selección: formación, experiencia, competencias o capacidades profesionales del candidato. El sexo, la edad, y demás datos de carácter privado, no deberían ser cuestiones determinantes a la hora de decantarse por un profesional u otro, y el hecho de mantenerlos en el anonimato, podría facilitar los procesos de localización y captación de talento para las empresas, además de ayudar en la eliminación de cualquier tipo de discriminación laboral dentro de los procesos de selección de profesionales.