El Teletrabajo Como Opción Laboral: Ventajas

¿Qué es el Teletrabajo?

El teletrabajo cada vez está cobrando mayor importancia en las empresas españolas. Muchas lo promueven entre sus trabajadores para primar la confianza, aumentar la productividad y alcanzar una conciliación entre la vida laboral y familiar. Hay organizaciones que dentro de sus políticas incluyen uno o dos días a la semana de trabajo en casa y fomentan la movilidad entre sus diferentes sucursales. Las startups incluso dan total libertad a sus trabajadores en cuanto al lugar y horario de trabajo.

El teletrabajo supone un novedoso modo de organización y ejecución de la actividad laboral. Es una nueva forma de trabajar que guarda relación con la actual tendencia hacia la descentralización y flexibilidad de las empresas, suponiendo una ruptura con el concepto tradicional en el que el trabajo estaba vinculado a un lugar y horario específico.

El teletrabajo se puede definir como el desarrollo de una actividad laboral remunerada, para la que se sirve de las TIC, siempre que se realice de manera ajena al lugar físico de trabajo y con los medios proporcionados por la empresa, no exigiendo la presencia permanente del trabajador en la misma.

¿Qué ventajas proporciona el Teletrabajo?

El Teletrabajo ofrece una serie de ventajas tanto para los trabajadores como para los empresarios. A continuación enumeramos las más relevantes:

Beneficios del Teletrabajo para el trabajador:

  • Flexibilidad para decidir cuándo, dónde y cómo teletrabajar.
  • Autonomía en la organización y desarrollo de las actividades.
  • Movilidad.
  • Mayor productividad, asociada al sentido de libertad en la realización de las actividades y por la oportunidad de elegir qué hacer y en qué proyectos participar.
  • Mayores oportunidades laborales, ya que no posee limitaciones geográficas.
  • Conciliación familiar y laboral.
  • Oportunidades de inserción para personas discapacitadas.
  • Menor desplazamiento para trabajar, lo que conlleva un ahorro en gastos de transporte y tiempo.
  • Menor estrés.
  • Capacidad de elección del entorno de trabajo.
  • Capacidad de decidir el horario laboral y las pautas de trabajo.
  • Oportunidad de desarrollo profesional al poder trabajar para empresas internacionales.

Beneficios del Teletrabajo para la empresa:

  • Disminución del absentismo provocado por enfermedades leves.
  • Mayor productividad debido al ahorro de tiempo improductivo, del tiempo de desplazamiento y por la reducción de la tasa de absentismo.
  • Menores costes de alquiler de espacio de oficina.
  • Menores costes en equipamiento de los centros de trabajo.
  • Mayor facilidad para contratar personal cualificado, sin tener en cuenta su lugar de residencia.
  • Reducción en gastos de personal al poder realizar contratos por proyectos.
  • Mayor diversidad en la compañía al no existir ataduras físicas.
  • Mayor atracción y retención del talento, así como un mayor mercado en el que conseguirlo.
  • Un cambio en el estilo tradicional de liderazgo y en la gestión del capital humano.

El teletrabajo aumentará exponencialmente en los próximos años, convirtiéndose en una de las formas de sustento que más empleo va a crear.