Las 10 Habilidades de Liderazgo Más Importantes en el Trabajo

¿Cuáles son las habilidades de liderazgo más relevantes? Es una cuestión que se debate ampliamente. Es cierto que la capacidad de liderar depende claramente de un conjunto de habilidades clave, pero los diferentes líderes tienen características y estilos muy diversos. De hecho, no existe una manera concreta que sirva para dirigir en todas las circunstancias.

Las habilidades de liderazgo son cualidades que permiten al individuo tomar mejores decisiones en un marco de responsabilidad, asignar los recursos eficientemente, planificar adecuadamente y gestionar a las personas desde la motivación, el entusiasmo y el compromiso.

Entre las capacidades más necesarias para cualquier líder podemos destacar las siguientes:

1. Comunicación

Los líderes han de poder explicar todo de forma clara y sucinta. Deben dominar todas las formas de comunicación: en persona, por teléfono, por correo electrónico, a través de las redes sociales, etc.

Para los líderes, las habilidades de comunicación son muy relevante a la hora de dirigir a un individuo o equipo. Deben poder comunicarse de manera efectiva.

Un buen comunicador siempre podrá expresarse claramente, sin generar confusión. También entiende que ser un buen oyente es esencial.

2. Motivación

Los líderes deben inspirar a los trabajadores para hacer un esfuerzo adicional para la organización. Para ello pueden servirse de fórmulas como aumentar la autoestima de los empleados a través del reconocimiento y las recompensas u otorgarles nuevas responsabilidades para que se sientan más comprometidos con la empresa.

Los líderes deben conocer qué motivadores son los más apropiados para sus empleados.

3. Delegación de Tareas

Los líderes que intentan asumir demasiadas tareas por sí mismos a menudo suelen tener problemas para completarlas. Puede deberse a que piensan que delegarlas es una señal de debilidad, pero no es así.

Un buen líder debe identificar las habilidades de cada uno de sus empleados y asignarles tareas en función de su adecuación. Además, al delegarlas, se puede concentrar en otras actividades más importantes.

4. Dar confianza

Los trabajadores deben sentirse cómodos cuando tengan que acudir a su líder para exponerle preguntas e inquietudes. Es importante que los líderes demuestren su integridad, ya que los empleados solo confiarán en ellos si los respetan.

Han de ser abiertos y honestos para fomentar el mismo tipo de honestidad en sus empleados.

5. Creatividad

Es normal que un líder deba tomar decisiones cuya respuesta sea ambigua. Aprender a probar soluciones no tradicionales o abordar problemas de maneras menos comunes le ayudará a resolver una cuestión que de otra manera no podría hacerlo.

La mayoría de los empleados también quedarán impresionados e inspirados por un líder que no siempre elige el camino seguro y convencional.

 

6. Planificación estratégica

El líder ha de conocer en todo momento el estado actual de la empresa, el equipo humano y los recursos de los que dispone para elaborar un itinerario que permita a su equipo alcanzar los objetivos establecidos para el proyecto.

La planificación estratégica se compone de habilidades como la intuición, la creatividad y, como no, la estrategia. Es importante que periódicamente el líder dedique un tiempo a contemplar la situación general de la empresa, para tener una visión más amplia de todo lo que acontece.

7. Feedback

Es imprescindible que los líderes entreguen información útil a los miembros del equipo sobre su desempeño. Si enseña a los empleados cómo mejorar su trabajo y tomar sus propias decisiones, se sentirá más seguro cuando les delegue funciones.

Asimismo, los empleados respetarán a un líder que ofrece comentarios de una manera clara pero empática.

8. Responsabilidad

Un líder es responsable tanto de los éxitos como de los fracasos de su equipo. Es por ello que debe estar dispuesto a aceptar la culpa cuando algo no va como esperaba.

Si los empleados ven que su líder culpa a otros, le perderán el respeto.

9. Compromiso

Es primordial que los líderes sigan adelante con lo que acuerdan hacer y dediquen el tiempo que sea necesario para finalizar una tarea. Los empleados verán este compromiso y seguirán su ejemplo.

Un líder no puede esperar que los empleados se comprometan con su trabajo si él no puede hacer lo mismo.

10. Flexibilidad

Es normal que ocurran contratiempos y cambios de última hora. Ante esta situación, los líderes deben ser flexibles y enfrentarse a cualquier cambio. Los empleados apreciarán su capacidad para aceptar los cambios y la resolución creativa de problemas.

Los líderes deben estar abiertos a sugerencias y comentarios. Deben escuchar las inquietudes de sus trabajadores y permitir realizar los cambios necesarios.

Para que un grupo de personas trabaje adecuadamente en conjunto es necesario que haya un líder que coordine y genere ese ambiente.