Intraemprendimiento: el valor del espíritu emprendedor dentro de la empresa

Contenidos

En los últimos tiempos el término emprendedor se usa no solo para designar a las personas que desarrollan nuevos proyectos por su cuenta y riesgo, si no que cada vez más se busca como habilidad deseada para los candidatos que aspiran a trabajar por cuenta ajena, dentro de una empresa. En el mercado laboral se buscan personas que trabajen con pasión, que busquen la innovación, activadores de ideas y capaces de tomar algunos riesgos dentro de su papel de empleado. Si bien es cierto que las empresas deben procurar facilitar un entorno idóneo para estas personas, que necesitan recursos, autonomía y recibir apoyo para poner en marcha sus ideas.

El término intraemprendedor fue acuñado por primera vez en 1978 por Gifford Pinchot, que lo definió como “dreamers who do” que traducido viene a decir algo así como “soñadores que hacen”. Por tanto los intraemprendedores serían aquellos empleados que hacen para la innovación de la empresa lo que harían por su propia startup o proyecto emprendedor.

Entorno ideal para el intraemprendimiento

Un entorno creativo y una estructura de gestión que fomente la generación de ideas y la resolución de problemas internos es esencial para nutrir las capacidades de los empleados y ayudar a reducir al mínimo la rotación de personal. Nadie quiere encontrarse con todas las barreras del mundo cuando descubre y presenta una nueva idea o un concepto innovador. La empresa puede beneficiarse a cambio de aprovechar las experiencias y base de conocimientos de quienes conocen el negocio mejor que nadie, los propios empleados.

Facilitar a los empleados el tiempo y los recursos necesarios para crear las ideas y también para llevarlas a fases de prototipos o lanzamientos, es fundamental para no frustrar a estas mentes creadoras y sacar partido así de la innovación a través de los intraemprendedores. 

Ahora bien, además de proporcionar autonomía y recursos, ¿cómo se puede alentar a los empleados para que den vida a sus ideas y no las dejen evaporar en sus mentes? No es una respuesta fácil y quizás algunos casos de éxito (y algunos fracasos también) puedan inspirarnos para saber cómo motivar esta innovación en los intraemprendedores.

Ejemplos de intraemprendedores

3M y Spencer Silver: el Post-it

Spencer Silver desarrolló en 1968 un pegamento poco pegajoso mientras trabajaba en 3M. A partir de aquel descubrimiento se desarrolló el concepto de Post-it que todos bien conocemos. 3M fue una de las primeras multinacionales en reconocer el valor del intraemprendimiento en la empresa, y concedía el 15% del tiempo a sus empleados para el desarrollo de nuevos productos.

Facebook y su "Me gusta"

La idea del “me gusta” de Facebook surgió en un “hack-a-ton”, evento organizado por la empresa en el que los programadores e ingenieros crean y desarrollan ideas. La empresa Facebook abrazó desde su inicio una cultura de intraemprendedores, y estos eventos que desarrollan son prueba de ello.

Sony, Nintendo: Playstation

La consola famosa Playstation surgió de un empleado de Sony, Ken Kutaragi, mientras jugaba con la Nintendo de su hija. Pensó en cómo hacerla más potente y mejor, llegando a la conclusión de que una tarjeta de sonido independiente mejoraría la calidad del juego. Al principio sus jefes ignoraron su idea, pero el propio director general de la empresa reconoció el valor de esta idea y valoraron la opción de unirse a la industria de los juegos. Trabajaron en conjunto con Nintendo pero finalmente Nintendo rechazó el concepto de Playstation, y Sony siguió adelante con ello. Todos conocemos el final de la historia.

Google y Paul Buchheit: Gmail

De un modo similar a 3M, Google concede a sus empleados el 20% del tiempo para desarrollar sus proyectos personales relacionados con el negocio. El empleado de Google Paul Buchheit desarrolló la plantilla inicial de Gmail en uno de estos proyectos, en particular la función de búsqueda, y aumentó la capacidad de almacenamiento. Gmail hoy en día es una de las plataformas de correo electrónico más usadas de la web, y es clave en el negocio global de Google a día de hoy.

Dreamworks

Otra empresa de gran nivel que valora la figura del intraemprendedor es Dreamworks, aunque ellos lo hacen de un modo diferente. Su método es ofertar formación gratuita, relativa a desarrollo de guiones y pitching, es decir, la venta de la idea. Después de ella, los intraemprendedores de Dreamworks se ponen delante del equipo ejecutivo de la empresa para que valoren sus ideas y las pongan en desarrollo en caso de ser de su agrado.

Kodak y Steven Sasson: la cámara digital

Steven Sasson inventó y creó la primera cámara digital mientras trabaja en la empresa de fotografía Kodak. La empresa le permitió fabricar el prototipo pero sorprendentemente le pidió mantenerlo en secreto y nunca sacaron provecho de ello. En el año 2012 Kodak declaró su incapacidad para hacer frente al nuevo mercado digital.

Te puede interesar:🥾 Habilidades del buen Emprendedor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *