¿Cómo afrontar una entrevista de trabajo por Skype?

En los procesos de selección de personal los reclutadores están utilizando cada vez en mayor medida las redes sociales y las videollamadas por Skype para realizar la primera entrevista de trabajo, evitando así desplazamientos costosos desde largas distancias.

Aunque pienses que por estar familiarizado con el uso de ordenadores y chats no tendrás ningún problema en la entrevista puedes llevarte alguna sorpresa, ya que no es tan fácil como parece. Para confiar plenamente en la tecnología y encontrarte seguro es recomendable que practiques previamente y tengas en cuenta los siguientes consejos:

Prepara el equipo 

  • Comprueba que tienes descargada la última versión de Skype para obtener el mayor rendimiento posible.
  • Elige un nombre y una foto de perfil.
  • Asegúrate de que tu conexión a internet es estable, que la cámara web y el micrófono funcionan y que la batería está cargada.
  • Ten cerca unos auriculares por si los necesitas. Son más fiables que los altavoces y hay un menor riesgo de que se cree eco o distorsiones.
  • Conoce cómo solucionar problemas técnicos en caso de que la conexión falle y mantén la calma si hay alguna incidencia.

Ensaya

  • Si no tienes experiencia en este tipo de entrevistas de trabajo es recomendable que busques a una persona que quiera practicar contigo y te ayude a tomar decisiones sobre la decoración, iluminación y vestuario.
  • Siéntate en una silla cómoda y alta para que sea visible la mitad superior de tu cuerpo.
  • Es importante que sepas cómo enviar y recibir archivos, silenciar los altavoces y poner una llamada en espera.
  • Ten a mano una versión impresa y otra electrónica de tu CV y de tu carta de presentación.

Controla el entorno

  • Responde a la llamada en un entorno silencioso.
  • Limpia el área visible detrás de ti y ajusta la cámara web antes de que comience la llamada.
  • Asegúrate de que no hay luces deslumbrantes detrás de ti. Revisa el ángulo de la luz para evitar estar en sombra y comprueba que no aparezcas muy pálido o luminoso.

Vístete adecuadamente

  • Recuerda que debes vestirte igual que si se tratara de una entrevista presencial.
  • No lleves colores chillones o rayas finas, pues éstas se verán borrosas y empezarán a parpadear.
  • Procura que tu ropa no desentone ni se perciba descolorida con el fondo.
  • Los colores oscuros son la mejor opción.

Mantén el contacto visual a través de la pantalla

  • Debes mirar a la cámara, no a la imagen del entrevistador en el monitor. Mantén una postura erguida. Inclínate ligeramente hacia la cámara para aumentar el contacto visual con tu entrevistador y mostrar mejor tus expresiones faciales.
  • Si quieres tomar notas hazlo en un papel para no distraer al entrevistador tecleando.
  • Puedes ocultar la ventana de tu propia imagen, pero es mejor que la tengas abierta para tener conocimiento en todo momento del fondo y de tu postura.

Finaliza adecuadamente

  • Al igual que en una entrevista personal, tienes que encontrar el momento para presentar tus puntos fuertes y logros.
  • Recuerda agradecerle al entrevistador el tiempo que te ha dedicado.
  • Asegúrate de conocer cuáles son los próximos pasos del proceso de selección.

CONSEJO: Graba la entrevista para que puedas analizarla posteriormente. Una de las opciones para la grabación es Free Video Call Recorder for Skype.