Consejos para redactar una buena carta de presentación

En primer lugar es necesario reflexionar sobre la siguiente cuestión: ¿es útil la carta de presentación?

Dando respuesta a este interrogante nos encontramos con opiniones diversas:

  • Para algunos reclutadores lo primordial, ante todo, es recibir un buen CV, por lo que sería posible que ni siquiera leyesen la carta, considerándola una pérdida de tiempo innecesaria, ya que la información que incorpora pueden obtenerla través del CV o en la entrevista de trabajo.
  • En cambio, para otros, podría tratarse de un plus, de una herramienta personalizada que podría llamar su atención en beneficio del candidato.

Aunque las consideraciones, como hemos visto, son diferentes, podemos extraer las siguientes conclusiones:

  • La carta continúa siendo una fórmula de cortesía.
  • Te ayudará a presentarte de manera profesional.
  • Si se realiza de manera adecuada puede añadir valor a tu candidatura.

Dejando a un lado las apreciaciones anteriores procederemos a exponer una serie de recomendaciones para elaborar una carta de presentación apropiada.

Como idea principal ten siempre en cuenta que ha de estar bien estructurada, por lo que has de incluir la información en los apartados correspondientes.

Puedes disponer tu carta de la siguiente manera:

Datos personales

  • En primer lugar indica tus datos personales: nombre, apellidos e información de contacto (teléfono, dirección y correo electrónico).

Saludo

  • La carta de presentación debe ir dirigida a una persona en concreto.
  • Intenta averiguar quién es la persona encargada del proceso de selección o responsable del departamento de Recursos Humanos. Si no lo consigues puedes optar por la expresión: “al Director/a de Recursos Humanos”.

Preséntate

  • Procura llamar la atención de quien vaya a leer la carta y explica el objetivo de la misma, es decir, las razones por las que te atrae el puesto, el sector, la empresa o su proyecto en particular.
  • Obtén la mayor información posible sobre la empresa u organización e intenta destacar lo que de ellos te haya llamado más la atención y más se identifique contigo.
  • Resulta atractivo por tus conocimientos, trayectoria profesional o formación.
  • Saca partido a la carta de presentación diferenciándote de los demás. Destaca tus cualidades, habla de tu orientación profesional y de los puntos fuertes que poseas y puedan beneficiar a la empresa.

Cuerpo

  • Es la parte más extensa. En ella puedes resaltar aquello en lo que te diferencias y te convierte en la mejor opción.
  • Puedes ampliar tus logros, conocimientos, experiencias, habilidades y capacidades que podrás aplicar al puesto de trabajo.
  • Las siguientes técnicas te pueden ayudar:
  1. Relata experiencias profesionales exitosas relacionadas con el puesto que deseas, aportando datos siempre que puedas, para darle mayor credibilidad.
  2. Elige tus cualidades más relevantes para el puesto al que deseas aspirar y da un ejemplo breve de cada una de ellas aplicado a tu experiencia, demostrando así tu cualificación.
  3. Adjunta recomendaciones favorables de algún jefe anterior sobre tu desempeño, siempre y cuando guarden relación con el puesto.

Cierre o despedida

  • Muéstrate disponible.
  • Pide una entrevista o reunión.
  • Si te has presentado de forma creativa, despídete de la misma manera.

Cuida las formas

  • Usa un lenguaje claro y redacta frases cortas y sencillas.
  • Procura que los párrafos sean cortos y estén separados.
  • Utiliza verbos de acción.
  • Emplea un tono cordial y respetuoso.
  • Muéstrate positivo sin caer en el uso de un tono demasiado efusivo y coloquial.
  • No repitas la misma información que has incluido en el CV, ya que la carta de presentación debe complementarlo, no duplicarlo. Ha de subrayar tu interés por el puesto y empresa a la que te diriges, destacando los puntos fuertes de tu candidatura.

¡Ponte manos a la obra y crea tu carta de presentación!