Teletrabajo en el entorno digital: ¿una buena opción para facilitar la conciliación laboral y familiar?

La conciliación de la vida laboral, familiar y personal sigue siendo hoy en día un quebradero de cabeza para muchos trabajadores, empresas e instituciones en nuestro país. Conseguir un puesto en el que, además de contar con otras condiciones favorables, se facilite una cierta flexibilidad horaria, que permita atender a la vida familiar y personal, es para muchos profesionales una prioridad que hará decantarse por una u otra oportunidad laboral en el momento de búsqueda de empleo.

No cabe duda que el tiempo es uno de los bienes más cotizados por todos hoy en día, y cada vez más nos centramos en gestionarlo de la mejor manera posible para poder sacarle el mayor rendimiento.

A priori se podría decir que la opción ofertada por algunas empresas para trabajar desde casa, a jornada completa o parcial, cubriría una parte de las demandas solicitadas por los trabajadores en cuanto a temas de conciliación y demás responsabilidades familiares.

Pero no podemos obviar la realidad, ya que en ciertos sectores, puestos u organizaciones, la opción del teletrabajo queda por completo descartada. La naturaleza de determinadas posiciones, hace imposible que estos profesionales puedan realizar sus funciones habituales desde casa o en cualquier otro lugar que no sea su centro de trabajo, por lo que, si se requiere flexibilidad horaria en esos casos para atender a necesidades personales del trabajador, será inevitable acudir a otro tipo de mecanismos que la faciliten.

Y en Marketing Digital, ¿es posible el teletrabajo?

Es lógico pensar que en sectores digitales, el trabajo a distancia sea más fácil de implantar que en otros ámbitos considerados más “tradicionales”.

Un sector que se basa en procedimientos de trabajo Online, debería facilitar este tipo de medios, cada vez más demandados por sus trabajadores, al tratarse de un ámbito en el que es habitual que no exista una necesidad tajante de que el trabajador se encuentre físicamente presente en la ciudad o en las oficinas de la compañía de manera permanente, pudiendo realizar sus funciones en cualquier otra localización, al menos de manera parcial.

Otro argumento a favor de la implantación del teletrabajo en el mundo digital es el que defiende que el funcionamiento del mercado hoy en día facilita la medición de los resultados y rendimiento de los empleados sea cual sea el lugar donde realicen su trabajo. La empresa, el responsable de equipo, o cualquier otro supervisor, podrá conocer y analizar fácilmente los resultados del trabajo realizado por su equipo, haya sido realizado en la oficina o fuera de ella.

A pesar de ello, muchas empresas del sector se muestran reacias a la implantación del Teletrabajo argumentando que la falta de contacto cercano con sus trabajadores a diario puede dificultar el trabajo en equipo así como la transmisión de los valores y cultura de la organización. Por ello, el número de compañías que ofrecen la posibilidad de trabajar desde casa sigue siendo reducido actualmente.

En definitiva, ya sea por razones organizativas, estratégicas o por la simple falta de confianza en la relación empresa-trabajador, el teletrabajo una opción poco común actualmente en nuestro país, aunque cada vez sea más demandada por los profesionales dentro del ámbito digital. Veremos cómo deciden responder las empresas a estas demandas en un futuro.