Procesos de Reclutamiento y Selección Novedosos

Los expertos en selección de personal emplean una serie de métodos que les ayudan a elegir al candidato ideal, conociendo así su grado de adecuación al puesto. Estos procedimientos consisten en la lectura y clasificación de CV, realización de entrevistas y, en algunos casos, en el desarrollo de pruebas en las que los candidatos han de demostrar sus conocimientos y sus habilidades.

No obstante, la evolución de la tecnología y la aparición de herramientas que agilizan la selección de personal, la consolidación de las redes sociales profesionales y la necesidad de las empresas de contar con una buena reputación digital han hecho que varíe la forma en la que las organizaciones buscan a sus candidatos.

El objetivo principal de las empresas es demostrar que son un buen lugar para trabajar. Para ello se valen de la creación y consolidación de una buena imagen organizacional, para que los profesionales quieran formar parte de su equipo.

Si a esto le añadimos la constante aparición de nuevos perfiles profesionales, es normal que los reclutadores realicen su trabajo mediante estrategias de detección de talento personalizadas, para sacarle el máximo partido a los conocimientos sobre los candidatos.

La investigación a través de RRSS, la comprobación de datos reflejados en los CV y las averiguaciones sobre competencias y habilidades son clave en los procesos de selección.

En la actualidad nos podemos encontrar tanto con técnicas tradicionales de selección como con otras que se han renovado o incorporado de manera novedosa. Entre estas últimas podemos destacar las siguientes:

La Gamificación

La gamificación consiste en la aplicación de técnicas y conceptos de teoría de juegos a contextos ajenos a ellos. Las nuevas tecnologías permiten a los reclutadores hacer pruebas de selección mediante videojuegos o aplicaciones móviles. La finalidad es incorporar a los mejores talentos para el puesto.

La Videoentrevista

Realizar un proceso de selección supone tiempo y dinero. Por ello, los profesionales de RRHH han llegado a la conclusión de que la videollamada es una buena solución.

Es cierto que el cara a cara nos permite apreciar con mayor precisión el lenguaje no verbal del candidato, pero la videollamada nos puede servir como un paso intermedio entre el CV y la entrevista presencial. Es útil para realizar una criba de CV y entrevistar a candidatos que viven lejos.

Las Videollamadas Pregrabadas

En este caso los reclutadores graban sus preguntas y se las envían a los candidatos. Las entrevistas pregrabadas conllevan un gran ahorro de tiempo para los reclutadores, ya que solamente tienen que grabar las preguntas una vez y enviarlas. Luego, tras recibir los vídeos con las respuestas grabadas, pueden realizar una criba.

Reclutamiento Inteligente

Las empresas disponen de un gran volumen de información sobre los candidatos procedente de redes sociales, portales de empleo, currículums y bases de datos de su departamento de RRHH. Gracias a los algoritmos y fórmulas matemáticas pueden analizar y cruzar información para localizar a candidatos que cuenten con las características y habilidades que precisan.

Inbound Recruiting o Employer Branding

Esta técnica consiste en utilizar redes sociales, blogs y vídeos para mostrar cómo es el día a día en la empresa y explicar su cultura y valores. De esta forma las personas que envíen su candidatura la conocerán en profundidad y se mostrarán realmente interesadas en formar parte de la misma.

Los CVs Ciegos

Se trata de currículums que no contienen rasgos personales del candidato. El fin es que sea valorado objetivamente, sin tener en cuenta la raza, edad, género, etc, ya que estas características no están relacionadas con sus capacidades para desempeñar el puesto de trabajo.

Eventos

Asistir a ferias de empleo y encuentros de profesionales son dos buenas opciones para generar contactos y encontrar posibles candidatos. Algunas empresas cuentan con una plataforma online para celebrar reuniones centradas en el reclutamiento de profesionales.

Gig Economy

Consiste en una técnica de captación cuya finalidad es contratar por proyectos. De esta forma las compañías contratan servicios y ganan agilidad mientras que los profesionales trabajan por proyectos y gestionan su tiempo.