¿Cómo rechazar una oferta de trabajo?

Recibir una oferta de empleo es señal de tu capacidad de empleabilidad, ya que demuestra que has sido seleccionado de entre un grupo de candidatos y que tu perfil tiene acogida en el mercado laboral. Pero, ¿qué pasa si las condiciones o la empresa no encajan con tus objetivos y expectativas? ¿Cómo puedes rechazar la oferta?

Siendo realistas, a la empresa no le va a agradar que un candidato rechace su oferta, pero hay una serie de pautas que puedes seguir para minimizar la sensación de rechazo y no cerrarte las puertas a futuros procesos de selección.

Ten en cuenta que un gran número de empresas cuenta con bases de datos propias en las que conserva la evaluación de la entrevista, el resultado, si el candidato acepta o rechaza la oferta y por qué. Incluso en determinados casos se comenta si podría ser conveniente o no contar con él para próximas ocasiones.

Para rechazar una oferta de trabajo de una manera adecuada puedes servirte de las siguientes ideas:

Responde rápidamente

  • Cuanto antes respondas menos perjudicarás a la empresa y antes podrá continuar con el proceso de selección. Si tienes claro que la oferta no te interesa o que no quieres cambiar de trabajo, no aplaces el momento de comunicarlo. Si sigues adelante es probable que tu falta de interés se note y piensen que les has hecho perder el tiempo o que tienes alguna intención oculta para continuar en un proceso que no te interesa.
  • A pesar de todo no olvides tomarte tu tiempo y valorar con calma la oferta.

Sé honesto 

  •  Muéstrate sincero y educado, sin ofender. 
  • Sé directo. Mostrarás mayor respeto e interés a la empresa.

Recomendación: envía un correo y acompáñalo de una llamada telefónica.

El correo es el mejor recurso para responder, ya que puedes preparar la información que deseas dar. A mayores puedes realizar una llamada dando las gracias por haber contado contigo.

El correo puedes estructurarlo de la siguiente forma:

  • Exposición de motivos. Explica lo que no te encaja, ya sea el contenido, la empresa, o las condiciones concretas. Si el motivo es que has recibido otra oferta que has decidido aceptar, también puedes decirlo, sin mencionar el nombre de la empresa.
  • Agradecimiento. Cuando rechazas una oferta debes mostrar tu gratitud por su interés en ti. Muestra tu respeto por lo que se te plantea y por haber sido contactado.
  • Mantente abierto y disponible: haz ver que pueden contar contigo. Aunque esta oferta no te interese no significa que no puedas recomendarles o ayudarles a encontrar un candidato, o que no estés abierto a hablar con ellos en el futuro. Si has sido sincero sobre tus motivos es más probable que puedan contactar contigo posteriormente si disponen de un puesto más acorde a tu perfil.
  • Dirige la comunicación al seleccionador. También puedes hacer mención a alguna persona que haya participado en el proceso para agradecerle su tiempo.

Razones salariales

  • Si el único motivo de tu rechazo se debe a razones salariales, lo recomendable es que lo negocies. Si el puesto te interesa puedes plantear una revisión económica.
  • Es recomendable que realices una llamada telefónica y expongas cuánto te interesa la oportunidad y lo que supone en tu carrera entrar en la empresa, para pasar paulatinamente al tema económico. Puedes usar argumentos como el salario medio para ese tipo de puesto, todo lo que con tu experiencia puedes aportar, logros obtenidos en otras empresas, etc.
  • Es posible que el técnico de selección consulte la decisión con la dirección. Puede suceder lo siguiente:
    • Te confirmen que para ese puesto esa es la horquilla salarial y que no pueden subirlo más.
    • Te dicen que , que harán una excepción, porque quieren contar contigo.
    • Negociar incrementarte la diferencia en un periodo de prueba en función de tu desempeño.

Recuerda: sé breve y directo. No entres en demasiados detalles. Prepara un guión para evitar dar más información de la necesaria u olvidar algo importante.