Cómo hacer un Curriculum cuando No tienes Experiencia

Siempre llegará el momento de tener que hacer un Currículum. A esta situación nos enfrentamos cuando somos estudiantes y acabamos de finalizar nuestros estudios de Grado y no tenemos experiencia laboral o cuando hemos decidido darle un giro a nuestra trayectoria profesional y comenzamos a optar a empleos para los cuales ahora no tenemos experiencia.

Sea cual sea tu caso, en este post vas a aprender cómo realizar un CV sin experiencia. Nuestro objetivo es lograr que tu Curriculum destaque sobre el resto!

Antes de empezar a escribir tu Currículum debemos tomarnos nuestro tiempo para pensar en nuestras Fortalezas. Para ello realizaremos  lista de habilidades, conocimientos, competencias personales y herramientas que manejamos y que suponen un valor añadido a nuestro Currículum. En este punto te recomendamos que seas lo más objetivo posible contigo mismo.

Estructura del Curriculum Vitae sin experiencia

Existen múltiples formatos o estructuras de Currículum sin experiencia y nos gustaría enseñarte nuestra forma favorita.  No obstante, continuaremos aportando información relevante para incluir en nuestro Currículum y algunos consejos que nos pueden ayudar a destacar entre los demás.

Para escribir nuestro Currículum es necesario saber como vamos a estructurar la información para que aquel que lo lea no se pierda entre la información que mostramos. Aquel que lo lea debe reconocer en una primera lectura quiénes somos y qué queremos ser. Así que vamos a ponérselo fácil. No hace falta decir que la información deberá ir separada claramente en bloques y descrita de forma concisa.

Un buen formato podría ser el siguiente:

  • Identificación y contacto: los datos básicos que permitan a la empresa o al seleccionador identificarte, como: Nombre, Apellidos, Profesión, Número de Telefono, Direccion, Email…, ¡ojo!, si tienes un email con algún Alias gracioso o poco serio es hora de que te crees uno nuevo.

 

  • Objetivos e intereses: Describe qué buscas, cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo, y qué valor añadido puedes aportar según tu análisis de fortalezas. Considera siempre que tus fortalezas se adecuen al máximo a la empresa a la que envías tu currículum y sobre la que habrás hecho una investigación previa.

 

  • Formación Académica: Qué y dónde estudiaste. No seremos muy extensos en este punto, basta con mostrar nuestra formación.

 

  • Práctica y/o Experiencia: Si durante tu formación académica has realizado un período de prácticas en empresas muéstrala como una experiencia. El hecho de haber estado en contacto con el ámbito laboral supone conocer el comportamiento de este contexto y por lo tanto algo de experiencia profesional y personal aporta a nuestra trayectoria vital. También, si has realizado trabajos durante tu formación académica que nada tienen que ver con el puesto que ahora buscas, refléjalo en tu Currículum. A las empresas les gustan los candidatos que han tenido inquietudes por otras áreas. Si no has hecho ninguna de las dos cosas anteriores obvia este apartado.

 

  • Idiomas: Incluye el nivel de idioma real que tienes según los Niveles de Competencia – desde A1 Usuario Básico hasta el C2 Usuario Competente- del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. Sé sincero en este punto porque hoy por hoy las empresas no se quedan con aquello del “nivel de inglés medio”, ahora las empresas solicitan la certificación que muestre cómo se ha adquirido el idioma. Si consideras que no manejas ningún idioma al nivel de desempeño que se requiere en un área profesional, no reflejes este apartado en tu Curriculum.

 

  • Formación complementaria: Incluye los certificados de cursos, charlas o seminarios a los que hayas asistidos o en los que te hayas formado y que supongan un valor adicional a tu formación.

 

  • Herramientas tecnológicas y digitales: Incluye en este apartado el nivel de manejo de herramientas tecnológicas y/o digitales que sean un plus en tu perfil. Conocer distintos sistemas operativos, paquete adobe, software específico del sector, bases de datos o gestores de contenido denotarán tu capacidad para adaptarte con rapidez a entornos y puestos digitales.

 

  • Competencias Personales: Revisa tu listado de fortalezas y elige aquellas que habilidades y cualidades que aplicadas al ámbito profesional hagan de ti un profesional a la altura de las circunstancias. Habilidades como la capacidad para trabajar en equipo, la flexibilidad y adaptación, el liderazgo o la versatilidad son cualidades muy muy valoradas por las empresas.

 

  • Actividades y Logros: Si durante tu vida académica has realizado intercambios con otras universidades o centros de formación, has pasado tiempo en el extranjero perfeccionando tu idioma, si participas, has participado en algún deporte de competición, has participado en algún voluntariado o si conseguiste un premio o reconocimiento por un buen trabajo, refléjalo en tu Currículum. Hoy por hoy las empresas aprecian que entre sus candidatos se encuentren profesionales con valía, iniciativa y compromiso.

 

  • Otra información adicional: Deja patente tu posibilidad o no de desplazarte a otra provincia y  de cuándo podrías incorporarte al equipo de trabajo de la empresa que has seleccionado como una empresa adecuada para tu perfil profesional.

Consejos para hacer un Curriculum sin experiencia

El Curriculum tiene que ser conciso y que trate información relevante, es decir, nada de rellenar con datos vacíos de contenido.

No hace falta especificar los estudios básicos que tienes como la ESO o el bachillerato si ya has adquirido una formación superior a ésta, como un Grado Superior o una Formación Universitaria.  En caso de no tener formación superior, sí es importante incluirlo.

Te puede interesar: Plantillas de CV Creativos

Destaca aquellas habilidades personales con las que más te identifiques y las herramientas profesionales en las que te manejas con fluidez, sobretodo si tienen relación con el sector, mercado y puesto de trabajo de la empresa a la que envías tu Currículum. Incluye si has tenido experiencias en otros sectores o si has realizado prácticas en alguna empresa, todo cuenta cuando estamos configurando nuestro perfil profesional.

Por último, no olvides acompañar a tu Currículum sin experiencia de una carta de presentación.