¡6 consejos para hacer tu video-currículum!

El video currículum asomó hace casi una década como herramienta a disposición de candidatos y empresas con el fin de minimizar los tiempos de los procesos de selección. Es considerado como una fuente de información valiosa para evaluar inicialmente a los candidatos aunque no ha sido hasta ahora, cuando el vídeo currículum se postula como una técnica y herramienta de alta efectividad al servicio de los candidatos y de las empresas que estén seleccionando su talento.

Las empresas que requieren perfiles profesionales digitales obtienen en el video currículum una herramienta potente que, a priori, refleja los conocimientos y habilidades digitales y tecnológicas de los profesionales que quieren seleccionar, siendo estas habilidades, la capacidad para desenvolverte en un entorno tecnológico y digital, un requisito altamente considerado por las empresas y que los candidatos deben aportar.

El video currículum, actualmente es una tendencia y tiene un gran impacto en los reclutadores. El video curriculum se ajusta a una presentación en video en la que el candidato habla de sí mismo, cuenta una historia sobre sus experiencias profesionales y académicas, sobre sus habilidades, logros conseguidos, y además con ello permite a la empresa inferir la actitud hacia la oferta de empleo y hacia los valores de la empresa. El video currículum es un video promocional de nuestra historia donde no solo basta con manejar un smartphone, ordenador, tablet o cualquier otro dispositivo que contenga herramientas de vídeo, sino que debemos tomar en cuenta cómo vamos a estructurar el contenido de manera adecuada para que nuestro mensaje y nuestra historia sea comprensible, atractiva y adecuada a lo que busca el reclutador; se ponen en juego nuestras habilidades de comunicación.

Si quieres hacer o te han pedido un vídeo currículum como parte de un proceso de selección, lee nuestros 6 consejos para realizarlo correctamente:

 

 

  1. Crea tu storytelling breve y sencilla siguiendo estos pasos; redacta tus objetivos y tu experiencia profesional y académica, piensa en las habilidades que has adquirido y que ahora forman parte de tu personalidad, escribe tus logros, hobbies y actividades de voluntariado y para finalizar tus expectativas para ese puesto y empresa. Ensaya hasta hacer de la presentación un hábito y siéntete cómodo con lo que cuentas y cómo lo cuentas. Si dominas otro idioma, no dudes en hacerlo en una segunda lengua.
  2. Pon en marcha tu creatividad. El video currículum ofrece muchas más alternativas, posibilidades y herramientas que un CV en papel, te permite ser más original y más creativo.
  3. Aprovecha que los reclutadores te estarán viendo para desplegar tu comunicación no verbal (el 93% de nuestra comunicación es no verbal) que apoye a la comunicación verbal; maneja la entonación (enfatiza aquello relevante o lo que quieras destacar), la gesticulación (apóyate de los gestos de tu cara y de tus manos para impactar al reclutador), y  no olvides la mirada, no dejes nunca de mirar al objetivo para crear el máximo de empatía con tu reclutador.
  4. Elige un escenario adecuado a la situación; profesional, con buena iluminación y buen sonido.
  5. La duración de nuestro vídeo currículum no será de más de 3 minutos…Tenemos muchas cosas que contar, pero antes de enfrentarte a la grabación selecciona el contenido que te interesa mostrar para la oferta de empleo, se conciso, concreto y breve!
  6. Por último, no olvides seleccionar una herramienta de grabación de vídeo asequible a tus conocimientos que te permita editar  correctamente tu video currículum.