¿Qué clase de preguntas te pueden hacer en una entrevista de trabajo?

Sabemos que cada entrevista de trabajo es única, pero es cierto que hay una serie de preguntas que suelen ser comunes, por lo que es conveniente que te prepares con antelación las respuestas.

Por ello, en Talenttunity hemos recopilado algunas preguntas frecuentes junto con las respuestas más acertadas que puedes emplear, adaptándolas siempre a tu situación particular.

Preguntas de incidentes críticos

Su finalidad es averiguar cómo manejaste determinadas situaciones en el pasado, ya que la mejor manera de predecir tu comportamiento futuro es saber cómo te comportaste ante una situación similar. Mediante estas preguntas el entrevistador busca predecir que la persona demostrará las competencias requeridas, sabrá si ha manifestado dichas competencias en el pasado y conocerá qué es lo que hizo durante la resolución del incidente.

Entre las preguntas más usuales dentro de esta categoría nos encontramos las siguientes:

  • Háblame de alguna situación de conflicto con un compañero y cómo actuaste. El entrevistador trata de averiguar si eres consciente de que estás ante una situación de conflicto que es preciso resolver y de si eres capaz de diseñar una estrategia existosa para ello. Si dices que nunca has tenido un conflicto es probable que piense que mientes o que no eres consciente.
    • Estrategia: comenta un problema significativo, pero no demasiado grave, que tuviste con un compañero y di cómo actuaste, siempre de manera madura y racional, para resolverlo.
  • ¿Cómo afrontas las situaciones de estrés y presión en el trabajo?. Al entrevistador le interesa saber cómo te comportarás en respuesta a estímulos de tensión o presión, dado que pueden afectar a tu desempeño y al ambiente de trabajo.
    • Respuesta: “he aprendido que en momentos de estrés es muy importante dar prioridad a mis tareas para que pueda seguir siendo productivo”, y añade un ejemplo en el que incluyas los pasos que seguiste para afrontar una situación de tal magnitud.

Otras preguntas en esta línea son, por ejemplo, ¿cómo tomaste una iniciativa?, ¿cómo conseguiste motivar a tu equipo?, etc. Lo importante es que demuestres tu habilidad para identificar un reto, problema u oportunidad y para diseñar e implementar un plan de acción.

Preguntas decisivas

Se trata de una serie de preguntas de gran relevancia que si no respondes adecuadamente pueden terminar arruinando tu candidatura. Puedes contestarlas de la siguiente forma:

  • ¿Por qué motivos te despidieron de tu último trabajo?

Si fue por algún factor interno de la empresa, por ejemplo, una reorganización, explícalo. Si no fue así, trata de asegurarle al entrevistador que el motivo que causó tu anterior despido no se volverá a repetir.

  • ¿Por qué quieres dejar tu puesto actual?

Trata de encontrar algún aspecto positivo que mencionar sobre tu situación laboral y explica que deseas
cambiar para ampliar tus habilidades y progresar profesionalmente.

  • ¿Cuáles son tus puntos débiles?

Procura identificar un punto débil que no afectaría a tu capacidad para desempeñar adecuadamente ese puesto y, sobre todo, sé sincero.

  • ¿Cuáles son tus fortalezas?

Piensa en habilidades que están buscando concretamente para ese puesto. Es posible que se encuentren
descritas en la oferta de empleo. Elige cuáles de tus puntos fuertes demuestran que eres el candidato ideal.
Puede serte útil elaborar una lista de tus fortalezas y demostrar cómo las has puesto en marcha mediante ejemplos reales de tu experiencia profesional.

  • ¿Qué salario esperas obtener con este puesto?

Una buena opción es investigar la media salarial del sector para conocer adecuadamente el mercado y pedir un sueldo justo, apropiado y realista.

  • ¿No piensas que cuentas con demasiada cualificación para este puesto?

Si estás buscando un movimiento lateral en tu profesión aclara que no es por falta de oportunidades, si no porque tienes interés en probar otro sector o desarrollar nuevas habilidades. Es interesante que menciones las habilidades con las que cuentas y que son transferibles al nuevo empleo.

  • ¿Por qué debemos contratarte?

Debes centrarte en destacar lo que puedes ofrecer a la empresa, en vez de en lo que ellos pueden hacer por ti. Una opción es escoger dos de tus mejores cualidades en las que pienses que destacas frente a otros candidatos y emplearlas como razones convincentes para que te contraten.

  • ¿Por qué tu CV tiene huecos?
No te preocupes por esta pregunta, ya que es posible transformar lo que en un principio podría ser una debilidad en una ventaja, mostrando que en ese tiempo tus habilidades se han visto incrementadas a través de cursos, labores de voluntariado o colaboraciones, por ejemplo.

Preguntas que debes realizar al final de la entrevista

Al finalizar la entrevista de trabajo normalmente te consultarán si tienes alguna pregunta. Valorarán muy positivamente si dices que sí y realizas alguna de las cuestiones siguientes:

  • ¿Cuáles son los principales retos a los que se tendrá que afrontar la persona que ocupe este puesto?

Recuerda que si finalmente consigues el puesto es primordial que dispongas de la mayor información posible sobre el mismo. Gracias a esta pregunta tendrás una idea de las dificultades a las que deberás enfrentarte y de los recursos con los que contarás o no para solventarlas.

  • ¿Qué logros debería alcanzar después de llevar 6 meses desempeñando este puesto?

Mediante esta pregunta revelarás al entrevistador tu elevado grado de motivación y tu orientación a objetivos. Asimismo conocerás los indicadores que usarán para evaluar tu trabajo y lo que tendrás que priorizar si acabas incorporándote.

  • ¿Qué pasos siguen a esta entrevista?

Pregunta al entrevistador cuánto deberías esperar antes de contactar con él si no recibes noticias y si prefiere que le llames o que le envíes un correo. De esta manera evitarás molestarle, pero no perderás una posible oportunidad de empleo.