¡Fake Job! Cómo detectarlos.

La importancia de la información real en las ofertas de empleo: cómo detectar un fake job.

El reclutamiento tradicional lleva asociado un problema que está relacionado con el posible desajuste entre las expectativas del candidato y la realidad de la organización. Este desajuste, puede tener efectos sobre la satisfacción y el compromiso del futuro integrante.

Para tratar de solucionar este problema, tenemos que aprender a identificar cuando la información que nos muestran las empresas en sus ofertas de empleo son realistas o simplemente buscan dar una imagen atractiva y deseable sin tener en cuenta la importancia de redactar la oferta de acuerdo a las condiciones de trabajo y realidad del puesto.

Para ello, existen una serie de objetivos que deberían estar presentes en las ofertas de empleo:

  • Tratar de proporcionar al candidato la información tanto positiva como negativa, del puesto y de la organización.
  • Perseguir el ajuste entre el aspirante, el clima, y la organización.
  • Clarificar detalladamente el desarrollo del puesto a cubrir.
  • Indicar la ubicación de la empresa.
  • Describir las habilidades y aptitudes que buscan en el candidato.
  • Mostrar el salario y que éste sea de acuerdo a las posibilidades reales de la empresa.

Las ofertas de trabajo falsas, ¿cómo detectarlas?

De igual forma, también tenemos que aprender a identificar la información que puede resultarnos atractiva en un primer momento pero que puede esconder una posible oferta de empleo fraudulenta o fake job. Es importante asegurarnos de que la información que contiene es coherente, a través de una serie de evidencias podemos detectar una oferta de empleo falsa:

  • La empresa no existe en internet.
  • La oferta está mal redactadas o contiene faltas de ortografía.
  • Tras enviar la solicitud de empleo, la empresa te pide dinero o efectuar un pago bajo algún pretexto.
  • Ofrecen ganar dinero en poco tiempo y fácilmente.
  • Los horarios son extremadamente flexibles.
  • Si el trabajo es en el extranjero, es conveniente realizar una búsqueda para asegurarnos de su veracidad, bien por la web de la empresa o a través de un email de contacto.
  • Un indicio que a veces se nos pasa por alto es atender a la dirección de correo el electrónico. Cuando usan un servicio gratuito, podemos dudar de la veracidad de la oferta, aunque esta característica dependerá de la empresa donde solicitamos el puesto, ya que no es lo mismo un restaurante, que una empresa donde usen habitualmente las tecnologías de la información.
  • Ofrecen altas remuneraciones sin experiencia previa.
  • Solicitan datos personales como DNI, número de cuenta o tarjetas bancarias.

 

¿Qué hacer si hemos detectado una oferta de empleo fraudulenta?

Si accedemos a la oferta desde un portal de empleo, lo más conveniente es contactar con los propios administradores del portal y que se ocupen de la retirada y denuncia de esa oferta.

En caso de que sea la oferta la que llegue a nosotros a través del correo electrónico, redes sociales o llamada telefónica:

  • No proporciones ningún dato personal, muchas de estas estafas buscan reunir estos datos para venderlos a terceros y utilizarlos en futuras campañas de marketing.
  • Salvo que tengas absoluta certeza de que se trata de una empresa y oferta de trabajo real, no contestes a los correos electrónicos ni accedas a los links que puedan aparecer en ellos, detrás de estos correos se esconden lo que se conoce como “crackers”, personas expertas en informática que nada tienen que ver con la búsqueda real de empleo.
  • Bajo ningún concepto facilites datos bancarios o realices un ingreso, las empresas no necesitan este tipo de información para ningún proceso de selección.

En definitiva, es aconsejable cuando estamos llevando a cabo una búsqueda de empleo nos informemos bien de las fuentes y tengamos en cuenta todas estas evidencias para no caer en la trampa de los fake jobs.