Cuándo una oferta de empleo se convierte en un Amor a Primera Vista…

En Talenttunity nos llevamos tiempo preguntando cómo es posible que las empresas sigan incurriendo en el mismo error sistemáticamente cuando redactan sus ofertas de trabajo; solo el 2%  de las empresas que publican las ofertas de empleo en las diferentes plataformas de empleo o en sus propias web describen abiertamente las condiciones salariales que le van a ser ofrecidas a los candidatos que apliquen a ellas.

Debemos de haber heredado de otra época que hablar de dinero siempre es de mal gusto y lo aplicamos a todos las situaciones con nuestros mejores modales. Cierto que hablar de dinero resulta feo para algunos temas o en algunos contextos, pero cuando hablamos de motivar un cambio a un candidato potencial que esta leyendo nuestra oferta de empleo una de las cosas que le va a entrar por el ojo es el salario, algo así como el amor a primera vista. El salario será el primer estímulo que el candidato evalúe para iniciar el cambio ya que conocerá si una de sus principales motivaciones, sus expectativas salariales, serán satisfechas por la nueva empresa en la que se está interesando. El resto vendrá después y  será cuestión de adecuación a lo que se requiere, y de química con la empresa y el proyecto.

En este contexto y especialmente en sectores como el Digital o el Tech, los potenciales candidatos que con frecuencia u ocasionalmente (depende de la necesidad y del perfil profesional) navegan por el ecosistema de las ofertas de empleo, demandan – por no decir gritan- la información que tiene que ver con el salario para decidir si hacen click o no en la oferta de empleo. Si las empresas no muestran el rango salarial que manejan para los puestos que publican estarán perdiendo talento.

Empresas de reclutamiento y selección y portales de empleo de otros países no tienen ningún pudor en mostrar la horquilla salarial de los puestos de trabajo que se publican, ¿Por qué en España no lo hacemos?  Quizá, ¿pensamos que perdemos candidatos? Por nuestra experiencia sabemos que ganamos candidatos y ganamos a los que realmente quieren trabajar para nuestra empresa, ganamos a los que comienzan motivados y con los que conseguiremos un mayor compromiso, ganamos a los que les satisface no solo el salario sino también el proyecto, la empresa y el puesto de trabajo, ganamos desempeño y ganamos a otros tantos buenos candidatos que aun no siendo seleccionados serán buenos prescriptores de nuestra empresa.

Fuente Fotografía: La Vanguardia-web