Autoevaluación antes de la Búsqueda de Empleo

Contenido

Una vez que has finalizado la formación o cuando tienes el impulso o las ganas de cambiar de trabajo, te lanzas de cabeza a bucear en las múltiples webs, aplicaciones y redes de empleo que te permiten visibilizar a vista de pájaro los puestos vacantes sin tener el éxito que esperas en la inmersión. Es un error que todos cometemos.

Los puestos vacantes que son publicados a priori serán adecuados para ti si haces, entre otras cosas, un buen uso de los recursos de empleo, es decir si sabes bucear bien. De forma general, la búsqueda es una acción impulsiva, generalista, y en muchas ocasiones caótica lo que refleja la falta de definición de tus prioridades y objetivos, las prisas por encontrar un empleo, la ansiedad por no encontrar un empleo o la decepción con el mercado laboral. 

Para optimizar tu búsqueda de empleo y encontrar un adecuado estado emocional para afrontarlo, debes tener unas cuantas cosas claras con relación a ti mismo, a tus preferencias y a tus objetivos profesionales.

Conócete a ti mismo en tu búsqueda de empleo.

Para conocerte mejor a ti mismo en el proceso de búsqueda de empleo, es necesario que respondan con sinceridad y mucha dosis de realismo a las siguientes preguntas:

  1. ¿Quién soy?
  2. ¿Cuáles son mis preferencias?
  3. ¿Qué adecuación tengo al mercado laboral con mi perfil profesional?
  4. ¿Qué estrategia he de seguir?

 

Debes hacer este análisis para estimar la adecuación de tu «yo en proceso de búsqueda de empleo» con el actual mercado laboral. Debes buscar las coincidencias entre tú «yo laboral» y el mercado de trabajo. 

Una vez que has realizado esto podrías iniciar todas las actividades que conlleva una búsqueda de empleo y que todas ellas se relacionan entre sí. Podrás crear tu CV, fortalecer tus competencias, dirigir tu perfil a empresas y entornos de trabajo previamente definidas, formarte en tus áreas de mejora y definir el campo de acción y ubicación de tu futuro trabajo. 

1. ¿Quién soy ahora y cuáles son mis preferencias?

Para responder a esta pergunta es necesario que te centres en ti mismo. En esta pregunta entran en juego variables «internas» que son aquellas que dependen de ti y que puedes utilizarlas para sentar las bases de tu proceso de búsqueda. 

Estos factores internos sobre los que debes trabajar son:

    1. Formación académica. Te preguntarás, ¿Qué empleos están al alcance de mi formación? ¿Qué tipo de puestos puedo ocupar con mi formación? Basta con hacer una búsqueda en internet para determinar el rol profesional que tienes. Este rol profesional te aportará identidad y además te dará las keywords de cabecera para concretar mucho más tus búsquedas. 
    2. Revisa tu experiencia pre-laboral y laboral: colaboraciones, voluntariados, prácticas y trabajos. Todos seguramente están conectados con tu profesión y son válidos para añadirlos a tu CV porque con ellos habrás podido desempeñarte en un entorno de trabajo o muy similar a él. 
    3. Al hilo de las experiencias, te preguntarás ¿qué me han enseñado las distintas experiencias? Lo que te lleva a trabajar en las SOFT SKILLS que ahora mismo tienes y que has adquirido con las experiencias. ¿Te han enseñado a trabajar con otras personas para conseguir un objetivo común? | Trabajo en Equipo,  o ¿Te han enseñado a comunicarte con distintos públicos; clientes, proveedores, otros profesionales? | Habilidades de Comunicación, o ¿Te han enseñado ha resolver situaciones por ti mismo? | Solución de Problemas y Proactividad.
    4. Siguiendo la estela de las soft skills otra pregunta que has de hacerte es ¿cómo te definirías? Para responder a esta pregunta tienes que fijarte en tu personalidad. La personalidad son nuestras cualidades más estables y más profundas (más que las soft skills) y cómo utilizas estas cualidades en entornos de trabajo. ¿Te defines como una persona abierta, segura, introvertida, activa, creativa, inquieta, decidida, crítica o flexible? Lo que concluyas añádelo a tu CV o a tu perfil digital. 
    5. Preferencias profesionales: Has de elegir entre las distintas alternativas que ofrece el mercado laboral para iniciarte en la búsqueda de empleo. Esto significa que debes determinar si: 
    • Prefieres un trabajo para la industria privada, la administración pública o el emprendimiento.
    • Si el puesto al que deseas optar en este momento es un puesto de prácticas, es un puesto para juniors o un puesto técnico, especialista o manager.
    • Si el puesto al que deseas enfocarte puedes encontrarlo en tu ciudad o país, quieres encontrarlo fuera de ella o  lo prefieres 100% remoto.

 

¿Cómo te definirías? Marca entre tres y cuatro opciones con las que más te identifiques.

 

Abierta

Activa

Flexible

Actual

Afable

Agresiva

Ambiciosa

Adaptable

Inquieta

Decidida

Segura

Creativa

Analítica

Amable

Colaboradora

Resuelta

Persuasiva

Rápida

Sociable

Líder

Introvertida

Pasiva

Crítica

Disciplinada

Proactiva

2. ¿Qué adecuación tengo al mercado laboral?

Introducirte en la búsqueda de empleo ya has visto que es un proceso reflexivo. Al enfrentarte a la solicitud de requisitos por parte de las empresas evaluarás en qué nivel tu perfil profesional cumple o no con lo solicitado y si las características de la oferta de empleo está dentro del escenario de tus preferencias. De esta manera, podrás valorar los «gap» y solventarlos promoviendo tus fortalezas y trabajando para convertir tus debilidades en áreas de mejora.

Tienes que tener en cuenta que la adecuación al mercado de trabajo nunca será del 100%. Sin embargo, sí has de formarte a lo largo de la vida, para alcanzar el mayor % posible, seleccionando en cada momento lo que puede ser un impulso a tu perfil profesional y seleccionando aquello que es imprescindible adquirir por poder desempeñarte en el mercado laboral. 

🌶️ Consejo avanzado: Fortalezas y Debilidades, ¿qué son?

¿Qué son las fortalezas? Aquellos factores por los que puedes destacar; un buen nivel de inglés, alto nivel de soft skills adecuadas al puesto de trabajo al que estás aplicando o los buenos resultados alcanzados en tu formación y en tu experiencia.

¿Qué son las debilidades? Aquellos factores que no están incorporados a tu perfil profesional y que deberían estarlo dado la profesión que has elegido, el ámbito de trabajo en el que te vas a desempeñar y en función de tus preferencias personales.

3. ¿Qué estrategia he de seguir?

A lo largo de la vida profesional tendrás que seguir distintas estrategias y no solo una. Con motivo de tu autoevaluación habrás concluido que tienes diferentes objetivos profesionales (el resultado de los puestos acordes a tu formación, de tus cualidades y preferencias). Cada objetivo profesional implica una estrategia, implica llevar a cabo un número de acciones proactivas hacia el objetivo. 

Aquella estrategia que pongas en marcha debe ser realista, objetiva y ajustada a las necesidades del mercado laboral.Esas estrategias has de validarlas mediante los resultados que obtienes del proceso de empleabilidad, por ejemplo, que tu Cv haya sido preseleccionado o que hayas sido llamado para una entrevista. Si la validación no es la que esperas, debes adoptar otra estrategia y cambiar el foco de tu búsqueda. 

Los cambios de estrategias aunque nos pueda parecer que limitan nuestra búsqueda, significan todo lo contrario. El cambio implica no anclarnos en estrategias cuyos resultados no son los que esperamos, abrir la mente e incorporar a nuestro perfil profesional la flexibilidad que exige el mercado laboral. 

Otros Artículos de Objetivos y Autoconocimiento

Cómo ser un buen manager

Contenido El concepto de manager define el rol de un profesional que ejerce su posición coordinando recursos, ideando estrategias, tomando decisiones y sobre todo, liderando

Leer Más »